Inteligencia Colectiva

1.¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA COLECTIVA?

En la sociedad de la información y la comunicación en la que vivimos, el mecanismo empleado para la investigación y el desarrollo ha cambiado. Los avances tecnológicos y, sobre todo, las posibilidades que ofrece Internet han transformado el proceso de I+D y han obligado a que se cierren esos grandes laboratorios (como los laboratorios PARC de Xerox o los centros de I+D de IBM) en los que el secretismo ante los avances y descubrimientos eran las principales normas. El siglo XXI ha traído consigo un nuevo sistema conocido como Inteligencia Colectiva (González de Uña, s.f.).

Esta Inteligencia Colectiva es definida por Pierre Lévy en su libro sobre este tema como “una inteligencia repartida en todas partes, valorizada constantemente, coordinada en tiempo real, que conduce a una movilización efectiva de las competencias” (Lévy, 2004, p.19).

Por otro lado, Fidalgo-Blanco, Sein-Echaluce y García-Peñalvo indican que “el principal principio de la Inteligencia colectiva se basa en que un grupo siempre puede generar más inteligencia que una sola persona de esos grupos” (2004, p.1).

En conjunto, lo que entendemos aquí es que la Inteligencia Colectiva es el uso de la Inteligencia de varias personas para que, al coordinar las mentes y concentrar toda la atención en un mismo problema, el conjunto sea capaz de resolverlo de forma más rápida y eficaz de lo que sería capaz de hacerlo un único individuo.

Kropotkin en su libro El apoyo mutuo (1902) ya comparaba las posibilidades de la inteligencia de los humanos con la de otros seres vivos que actuaban siempre en grupo como las abejas y las hormigas.

Y este estudioso de principios del siglo XX no andaba desencaminado puesto que las capacidades de un individuo siempre han sido inferiores a las de varios trabajando juntos. De hecho, ya había sido demostrada su utilidad por parte de:

  • El gobierno británico en 1714 al proponer un reto para encontrar una solución para determinar la longitud de sus barcos en alta mar, creándose así el premio British Longitude Prize.
  • Napoleón cuando lanzó un reto para encontrar un sustitutivo más barato y duradero que la mantequilla para sus tropas, lográndose la invención de la margarina en 1867.
  • El hotelero Raymond Orteig, quien ofreció una recompensa para el primer aviador aliado que consiguiera cruzar el Atlántico entre Nueva York y París sin escalas con el Premio Orteig en 1927 (González de Uña, s.f.).

Pero, sabiendo que el uso de la Inteligencia Colectiva da resultados, ¿por qué no se había empleado antes con más frecuencia? La respuesta la podemos encontrar en lo que Lévy establece como el objetivo de la misma: “el objetivo de la inteligencia colectiva es el reconocimiento y el enriquecimiento mutuo de las personas, y no el culto de comunidades fetichizadas o hipostasiadas” (Lévy, 2004, p.19). Con esto lo que quiere decir es que el objetivo de la Inteligencia Colectiva es el enriquecimiento de las personas dejando de lado las creencias, los prejuicios o las ideas preconcebidas.

Y lo cierto es que, como todos sabemos, a pesar de que en lo que respecta a las relaciones entre las distintas personas del planeta siguen existiendo prejuicios y conflictos a causa de ellos, todas las creencias e ideas preconcebidas que tienen su origen en religiones o mitos sobre cualquier tema científico o que puede ser objeto de investigación no son consideradas verdaderas (o al menos no por tantas personas como antes) gracias a las posibilidades comunicativas e informativas del siglo XXI.

2. TIPOS DE INTELIGENCIA COLECTIVA

Se puede clasificar la inteligencia colectiva de la siguiente manera (Martínez, 2016):

1. Inteligencia colectiva de la naturaleza.

Tiene que ver con la inteligencia colectiva de los animales. Cada especie se rige por unas normas y unos actos que les permite autoorganizarse y coordinarse con los demás miembros de su comunidad. El objetivo principal de esta clase es conseguir alimentarse, crecer, adaptarse y defenderse. El comportamiento de la comunidad se adapta a las circunstancias sin un control jerárquico

2. Inteligencia colectiva humana.

Esta inteligencia existe en cualquier tipo de organización, consta de individuos que se unen para alcanzar unos objetivos que individualmente les sería imposible poder desarrollar.

Dentro de este tipo de inteligencia existen subtipos, son los siguientes:

  • Inteligencia colectiva piramidal.

Se apoya en los principios de poder y autoridad, cada individuo tiene sus funciones y su grado de autoridad que va ligado al conocimiento que posee.

Este modelo de inteligencia es el corazón de nuestro modelo productivo y del sistema político.

Puede ser un entorno donde una máxima autoridad utiliza los recursos del resto en beneficio propio. El interés individual suele jugar un puesto importante en estas pirámides.

  • Inteligencia colectiva en enjambre.

En este tipo de inteligencia no existe esa máxima autoridad que se menciona anteriormente, si no que es importante lo que pasa entre las personas. Si existe una persona que maneja los hilos, pero su función no es la de centralizar la información ni la de tomar decisiones.

Esta inteligencia se basa en la interacción entre los miembros de un grupo para obtener unos resultados que den un beneficio global.

  • Inteligencia colectiva original.

Representa a pequeños grupos donde sus miembros son conscientes como individuos, pero también como grupo.

Un ejemplo de este tipo de inteligencia es una banda de música, donde son un grupo, pero cada persona tiene un papel como individuo que tiene que realizar.

Dentro de un grupo existe el individuo, que posee su propia inteligencia individual que también aporta al grupo.

Las cuatro inteligencias individuales que aportan al individuo son las siguientes:

  • Inteligencia expresiva. Compuesta por las capacidades lingüísticas, artísticas, musicales y corporales.
  • Inteligencia emo-relacional. Compuesta por las capacidades de las relaciones intrapersonales, interpersonales y espirituales.
  • Inteligencia conceptual. Compuesta por las capacidades de la creatividad, la lógica matemática y la filosófica.
  • Inteligencia operativa. Compuesta por las habilidades naturalistas (capacidad de desenvolverse en la naturaleza), visuales espaciales (orientación, recordar espacios…), y practicidad (habilidad para llegar a los resultados esperados con eficacia y precisión).

Estas capacidades hacen que el individuo pueda aportar al grupo la memoria de las experiencias y los resultados de las mismas, ideas, innovación y motivación que conducen a unos resultados, conceptos y teorías que pueden explicar algunas situaciones y atención para poder explorar y resolver conflictos sin ningún problema buscando soluciones. (Escuela de diseño social, s.f.)

3. EVOLUCIÓN

El término de inteligencia colectiva surge con las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, particularmente con Internet. Con el surgimiento de la Web 2.0, aparecieron nuevas formas de relacionarse y los consumidores también pasaron a ser creadores, debido a la gran facilidad para aportar información. (El cronista, 2014)

Aparece la ampliación del saber, donde todos puedan aportar algo que haga crecer la inteligencia colectiva, ampliar los puntos de vista y así no quedarse sólo con los aportes de los profesionales. Además, esta inteligencia está en constante revisión por los consumidores, ya que son ellos los que actualizan la información, la amplían y o la corrigen. (El cronista, 2014)

Con las herramientas de publicación 2.0 es muy fácil colocar contenidos en la Red. La Web 2.0 ofrece tanto trabajar en entornos contributivos como otorgar a la comunidad la posibilidad de ejercer su Inteligencia Colectiva, la cual provocará que cierta referencia aparezca mejor o peor situada en Google o será capaz de construir un producto como Wikipedia. (Evolución: La WEB 2.0, s.f.)

Un ejemplo de inteligencia colectiva de la web 2.0 es, Wikipedia, es un espacio en el que se crean contenidos por unos usuarios y el consumidor también posee el rol de creador, por lo que las ideas de cada usuario pueden ser editadas y o modificadas por otros.

En varios de los entornos organizacionales actuales, se mantiene el lema de “la información es poder”, así como mucho de los conocimientos valiosos se guardan celosamente para explotarlos a conciencia individual. (El cronista, 2014)

Este caos social, causa nuevas tendencias que toman el concepto de inteligencia colectiva y se traducen en distintas acciones, como, por ejemplo, smart mobs y el crowdsourcing.

–          Los Smart mobs, son una forma de organización social, que muestran otra versión sobre la información y el poder. Son indicador de la evolución de las tecnologías de comunicación y estas son las que otorgan poderes a las personas. En la lista se incluye a Internet, chat, blogs, y páginas de contenido colaborativo, así como, dispositivos de comunicación inalámbrica, por ejemplo los teléfonos móviles, en los cuales las personas organizan y comparten la información. (El cronista, 2014)

La inteligencia colectiva impone un modelo de horizontalidad, en el cual todos pueden colaborar, pero, las organizaciones son tradicionalmente, estructuras verticalistas, donde el saber está en pocas cosas. (El cronista, 2014)

Con el concepto de Web 2.0, los usuarios han asumido el papel de generadores de contenido, esto puede conducir problemas ya que en cierta manera están trabajando de forma indirecta para el creador de la aplicación que se está lucrando con el contenido generado por ellos (Evolución: La WEB 2.0, s.f.). Otro de los problemas que podrán suceder es una separación entre los usuarios de Internet y no usuarios, esto se debe a que está naciendo una capa social por encima de la sociedad. Dicha capa social está compuesta por los conectados a la red, a través de herramientas 2.0 interactúan y comparten experiencias. (El cronista, 2014)

La inteligencia colectiva ha estado presente a lo largo de la historia, desde los animales, hasta el mundo científico, pero dicha inteligencia es horizontal, ya que en estos ejemplos no ha habido un líder, sino que cada uno ha aportado algún conocimiento o hecho. En la actualidad esta inteligencia la encontramos en la Web 2.0, en la cual no hay un líder/jefe, sino que los usuarios individualmente aportan/corrigen la información en la red.

4. RELACIÓN ENTRE LA INTELIGENCIA COLECTIVA Y EL CROWDSOURCING

Como ya hemos podido comprobar, la inteligencia colectiva se basa en trabajar un problema o proyecto entre varias personas, haciendo su solución más rápida y eficaz. El crowdsourcing es una iniciativa participativa donde colaboran medios como la inteligencia colectiva y la innovación abierta. Esto trata de un deber que se tiene que realizar, una multitud que va a participar en su realización a través de aportaciones (crowd) y el requerimiento de Internet como herramienta fundamental.

Por lo que podemos observar con estas características del crowdsourcing, es que simplemente se diferencia de la inteligencia colectiva por ser llevado a cabo a través de Internet. Este factor posee grandes ventajas para la multitud que lo usa, pues a través de Internet se permite con facilidad poder trabajar en el deber de manera paralela con las demás personas, ahorrando tiempo y mejorando la economía (Estellés Arolas & González Ladrón de Guevara, 2012).

El crowdsourcing suele estar más enfocado a innovar y crear productos y/o servicios que se ajusten a lo que el mercado demande. Por ello siempre se busca que el crowdsourcing vaya arraigado a la oferta de productos, servicios, e incluso marcas (OIP Solutions, 2018).

Gracias a los avances tecnológicos, se ha podido llegar a alcanzar algo que era, en su momento, difícil de desarrollar y poder plantearse, pero finalmente la llegada de Internet y la web 2.0 ha propiciado que la inteligencia colectiva pueda beneficiarse de herramientas como el crowdsourcing. Esta herramienta ha dado pie a que las empresas se vean atraídas por dicha técnica puesto que les permite evolucionar al mismo tiempo que el mercado se transforma (Peralta García, 2019).

5. EJEMPLOS DE DÓNDE SE APLICA

En la actualidad, la inteligencia colectiva puede aplicarse de muchas maneras. Hay muchos proyectos en marcha que aprovechan la inteligencia colectiva para aportar beneficios a nuestra sociedad. Algunos de ellos son los siguientes.

–  ParticipaLAb. Se trata de un proyecto desarrollado por Medialab Prado, en colaboración con el Área de Participación del Gobierno de Madrid. El proyecto pretende explorar las oportunidades de participación ciudadana que ofrece internet. (Medialab-Prado Madrid, 2019). Su objetivo es crear un eje de trabajo colaborativo que se centre en procesos híbridos de participación. En otras palabras, buscan diseñar una tecnología para desarrollar una democracia directa, en la que estén involucradas las nuevas tecnologías. En este proyecto se investiga y se desarrollan de forma colaborativa nuevas herramientas para la participación ciudadana y para la innovación democrática Pretenden conseguir que los ciudadanos puedan emplear las redes sociales u otras plataformas de participación digitales para tomar el control en iniciativas políticas y que la ciudadanía gobierne de manera distribuida (Eventbrite, 2019).

–       Zooniverse. Es la plataforma de ciencia ciudadana más activa del mundo, con 120 proyectos desarrollados y más de 150 papers científicos publicados. El proyecto consiste en contar con la colaboración de la ciudadanía, para los diversos proyectos científicos realizando tareas como capturar datos, analizarlos, ceder recursos tecnológicos para desarrollar estas tareas, y también plantear nuevas preguntas o reflexionar sobre los resultados de la investigación. Los ciudadanos realizan todo esto por pura vocación (Rey, 2018). En esta plataforma se llevan a cabo investigaciones de todo tipo, tales como: clasificar galaxias, transcripciones de manuscritos griegos, o analizar imágenes para estudiar la ecología de las especies. Todos los proyectos contienen un tutorial para explicar y enseñar a los participantes a realizar las tareas que se requieren. Los colaboradores pueden comunicarse con los científicos profesionales responsables de los proyectos a través de un módulo disponible en su página web así lanzar nuevos proyectos desde la plataforma (Zooniverse, 2019).

–     ColabUPM. Es una plataforma de inteligencia lanzada por La Universidad Politécnica de Madrid (UPM), a través del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano (itdUPM), y el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT), a través de su Centro de Inteligencias Colectivas. Está constituida por una comunidad de más de 100.000 agentes de diferentes lugares del mundo que comparten sus ideas e iniciativas innovadoras con el objetivo de construir ciudades más inteligentes, sostenibles, eficientes y participativas. Gracias a esta plataforma se construyen de forma cooperativa ideas que se enriquecen del conocimiento de todas las personas que desean participar en el proyecto y colaborar en el progreso de las ciudades (ARRBAL-AID, 2019).

–        Quirky. Es una plataforma de inventores globales en la que cualquier persona puede subir sus ideas o invenciones. Cada mes se eligen nuevas ideas para hacer realidad y convertir en verdaderos productos. Una vez se elige la idea, un equipo de profesionales desarrollan el diseño del producto, lo prototipan, fabrican y finalmente lo distribuyen. Si el producto elegido se vende, Quirky paga al creador por cada venta (Quirky, 2019). La idea es que a través de Quirky las personas de a pie que disponen de buenas ideas puedan entrar en contacto con diseñadores y empresas manufactureras para crear multitud de nuevos productos que solucionen problemas del día a día.

6. INTELIGENCIA COLABORATIVA

El cambio que se ha producido en la manera de pensar y de consumir conocimiento a causa del uso de la tecnología y de Internet, ha llevado al ser humano a compartir con otros usuarios su conocimiento, aprender de los demás, y difundir la información con el objetivo de que llegue a más personas.

De esta idea se ha derivado el concepto de Inteligencia Colaborativa. Si juntamos la etimología de las palabras, llegamos a una breve definición de qué es este concepto: significa elegir la mejor opción para alcanzar un objetivo trabajando en conjunto.

Según la definición que da el ICXCI (Innovation Center for Collaborative Intelligence):

La inteligencia colaborativa (IC) supone una deliberación ordenada, facilitada por tecnologías sociales, que permite a un conjunto de personas crear un mejor conocimiento compartido y tomar decisiones, con mayores posibilidades de superar los retos y dificultades que plantean las distintas actividades humanas en un entorno cada vez más complejo y cambiante (ICXCI, 2018).

La inteligencia colaborativa es una forma de la inteligencia colectiva, pero que se da en equipos de trabajo de cualquier ámbito, que están orientados a la toma de decisiones. Permite a un conjunto de personas compartir, crear y filtrar conocimiento para tomar decisiones basadas en el cumplimiento de las metas, y para ello se ayudan de las tecnologías (Díez Bosch, 2017).

El talento individual a la hora de trabajar no es suficiente, ya que no siempre es capaz de encontrar la mejor solución para los problemas planteados, y este concepto trae consigo la idea de que, dentro del ámbito empresarial y del trabajo en equipo, la inteligencia colaborativa es una herramienta de gran ayuda. Algunas de las ventajas de trabajar con inteligencia colaborativa son (González, 2016):

  • Motivación de los empleados.
  • Aprendizaje continuo y facilidad de difusión de la información.
  • Mejora de las competencias individuales.
  • Mejora del rendimiento y la productividad dentro del equipo de trabajo.
  • Uso y aplicación de herramientas 2.0.

Algunas herramientas en red que sirven para desarrollar la inteligencia colaborativa son (González, 2016):

  • Google Drive: posibilita compartir proyectos en diferentes formatos y editarlos de forma simultánea (documentos, hojas de cálculo, presentaciones).
  • Quip: permite crear, editar y compartir documentos además de poder tener un chat online con los participantes.
  • Redbooth: ayuda a la gestión de tareas y permite que los usuarios actualicen el progreso del proyecto.
  • Zyncro: es una Red Social Corporativa privada y fácil de activar.
  • Collaboratorium: es una plataforma diseñada para ayudar a los líderes de las organizaciones a estructurar los debates para la toma de decisiones.

7. CONCLUSIONES

La inteligencia colectiva, más que sumar inteligencias, se podría decir que es aunar distintos perfiles de inteligencia para intercambiar múltiples ideas y generar nuevas que mejoren los proyectos o investigaciones. Y es que a pesar de que esta idea parezca novedosa, es algo que la humanidad llevamos haciendo a lo largo de nuestra historia con resultados muy positivos.

Lo que sí es novedoso, es la manera de hacerlo. Mientras en periodos anteriores se limitaba a ejercer la inteligencia colectiva en pequeños sectores científicos o especializados, o bien en comunidades localizadas geográficamente en círculos reducidos, las ventajas de las nuevas tecnologías y de la web 2.0 y 3.0 hacen que en la actualidad se puedan generar grupos de trabajo y aunar ideas desde cualquier parte del mundo y en cualquier ámbito.

Como hemos podido observar a lo largo de este trabajo y de la asignatura, vivimos una época en la que el individualismo que hemos podido vivir otros años en diversos sectores está pasando a un segundo plano en pro del trabajo colaborativo. Y es que, aunque cada vez las profesiones o los perfiles son más específicos y especializados, también requieren más del trabajo y la especialización de otros profesionales para completar los trabajos y proyectos. Probablemente por un cambio de mentalidad de la sociedad en general en el que dejamos de competir por ser los mejores para trabajar juntos y hacer lo mejor, es la sinergia del siglo XXI.

Prueba de ello son los múltiples proyectos que hemos nombrado en este artículo como las nuevas maneras de trabajar que nos encontramos día a día, como pueden ser, por poner algún ejemplo, los co-working, ONG’s, asociaciones no lucrativas o grupos de consumo.

Esto también puede conllevar ciertas dificultades, como podría ser el Groupthink (acomodarse a la opinión colectiva, aunque no coincida con la opinión individual), algo que como comunicadores debemos evitar. Debemos esforzarnos por saber trabajar en equipo dadas estas tendencias profesionales, lo que requiere que seamos capaces de aportar ideas constructivas, estar al día de las novedades y avances tecnológicos, dejar nuestro ego a un lado y estar dispuestos a mantener un continuo aprendizaje de nuestro sector y de todo aquel en el que podamos interactuar a lo largo de nuestra carrera profesional.

8. BIBLIOGRAFÍA

ARRABAL-AID. (2019). Colab UPM, una plataforma de inteligencia colectiva. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: http://asociacionarrabal.org/colab-upm-una-plataforma-de-inteligencia-colectiva-5268  

Díez Bosch, M. (2017). ¿Qué es la inteligencia colaborativa? ¿Para qué sirve? Aleteia. Recuperado 22 de marzo de 2019, de https://es.aleteia.org/2017/06/16/que-es-la-inteligencia-colaborativa-para-que-sirve/

El cronista. (26 de marzo de 2014). Buscando la inteligencia colectiva. Recuperado 22 de marzo de 2019, de: https://www.cronista.com/management/Buscando-la-inteligencia-colectiva-20140326-0034.html

Estellés-Arolas, E. & González Ladrón De Guevara, F. (2012). Clasificación de iniciativas de crowdsourcing basada en tareas. El profesional de la información, mayo-junio, v. 21, n. 3, pp. 283-291. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: http://eprints.rclis.org/17068/1/283-291.pdf

Eventbrite. (2019).  Laboratorio de Inteligencia Colectiva para la Participación Democrática. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de:  https://www.eventbrite.es/e/entradas-laboratorio-de-inteligencia-colectiva-para-la-participacion-democratica-52013444613

Evolución: La WEB 2.0. (s.f.). Repositorio Dspace de la Universidad Católica de Cuenca. Recuperado 23 de marzo de 2019, de: http://dspace.ucacue.edu.ec/bitstream/reducacue/4142/4/Evoluci%C3%B3n%20La%20web%202.0.pdf

Fidalgo-Blanco, Á., Sein-Echaluce, M., & García Peñalvo, F. (2004). Inteligencia colectiva en el aula. Un paradigma cooperativo – [Collective Intelligence in the classroom. A cooperative paradigm]. La Innovación Docente Como Misión Del Profesorado : Congreso Internacional Sobre Aprendizaje, Innovación Y Competitividad, 599-603. DOI:10.26754/cinaic.2017.000001_125

González, I. (2016). La inteligencia colaborativa para trabajar mejor en equipo – El Blog de Iñaki González. Recuperado 22 de marzo de 2019, a partir de https://sobrevivirrhhe.com/2016/07/14/inteligencia-colaborativa-trabajar-en-equipo/

ICXCI. (2018). Inteligencia Colaborativa. ICXCI. Recuperado 22 de marzo de 2019, de http://icxci.com/

Kropotkin, P. (1902). Mutual Aid: A Factor of Evolution (1st ed.). Gran Bretaña: The Nineteenth Century.

La inteligencia colectiva y el diseño social. (s.f). Escuela de diseño social. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: http://www.escueladisenosocial.org/inteligencia-colectiva-y-diseno-social/

Lévy, P. (2004). inteligencia Colectiva (1st ed.). Washington D.C.: Biblioteca Virtual Em Saúde.

Martínez, H. (2016). ¿Cuántos tipos de inteligencia colectiva conoces? Centro de CoDesarrollo Profesional. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: http://www.centrodelcodesarrolloprofesional.com/cuantos-tipos-de-inteligencia-colectiva-conoces/

Medialab-Prado Madrid. (2019). ParticipaLab. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://www.medialab-prado.es/laboratorios/participalab

González de Uña, O (s.f.). Siglo XXI: el siglo de la inteligencia colectiva. MuyInteresante.es. Recuperado 22 de Marzo de 2019 de: https://www.muyinteresante.es/innovacion/articulo/siglo-xxi-el-siglo-de-la-inteligencia-colectiva-391457693261

OIP Solutions. (2018). ¿Qué significa crowdsourcing? OIP Solutions. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://www.oipsolutions.com/es/que-significa-crowdsourcing/

Peralta García, J.A. (2019). Crowdsourcing: herramienta de inteligencia colectiva. IPADE Business School: Newsmedia. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://www.ipade.mx/2019/02/19/crowdsourcing-inteligencia-colectiva/

Quirky. (2019). How We Do What We Do. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://quirky.com/about/

Rey, A. (2018). Ciencia Ciudadana: el caso de Zooniverse. El Blog de Inteligencia Colectiva. Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://www.bloginteligenciacolectiva.com/ciencia-ciudadana-caso-zooniverse/

Zooniverse. (2019). What is the Zooniverse? Recuperado el 24 de marzo de 2019, de: https://www.zooniverse.org/about

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s